Blog and Web

Planificando modificaciones

A la hora de “vestir” a nuestro blog, no siempre damos a la primera con la plantilla perfecta. Es más, me atrevería a decir que en la mayoría de los casos siempre terminamos por hacer pequeñas modificaciones para reflejar de manera más acertada la personalidad de nuestro sitio. Bueno, eso cuando las hacemos, que muchas veces se quedan en eso, en intenciones. Queremos meternos a hacer cambios profundos en la casa y a lo más que llegamos es a barrer la habitación un poco y enderezar los cuadros.

Esto suele suceder porque, al emprender las modificaciones, nos damos cuenta de que éstas afectan a otros elementos, casi en efecto de bola de nieve. De pronto, lo que eran unos pequeños cambios se convierten en una remodelación completa de la plantilla. Y nos terminamos echando para atrás o dejándolo para cuando tengamos tiempo (o ganas).

Uno de los factores que entran en juego para llegar al desánimo es la ausencia de observación y planificación adecuada de los cambios a realizar. Por eso, nada mejor que coger al toro por los cuernos y planificar bien los cambios a realizar. He aquí una pequeña checklist de muestra que te puede ayudar a organizarte apropiadamente para abordar los cambios de manera escalonada: hoy una cosa, mañana otra…Empezaremos por orden, de manera que podamos ir aplicando los cambios poco a poco, cuando tengamos tiempo (o ganas). Así, nuestros visitantes no se verán afectados en demasía. Eso, hablando de Blogger. Si cuentas con un blog en cualquier otro CMS con hosting propio, siempre puedes hacer los cambios en local antes de subirla (algo más que recomendable).

Estoy más que seguro de que me faltan algunos elementos, aunque creo que están los más importantes. Sin embargo, esto me lleva a un comentario final: no importa lo bien planificado que tengas todo, siempre reserva un tiempo al final para los pequeños detalles, los acabados como quien dice; y los fallos imprevistos, por supuesto. Te aseguro que es conveniente contar con ambas cosas que, salvo casos excepcionales, han de darse casi con la misma seguridad con que sale el sol cada mañana.

Imagen original de Daquella manera.