Blog and Web

Haciendo un libro en 3D

BoxMaker classic es un pequeño programa gratuito que te permite generar fácilmente imágenes en 3D de libros, cajas de software o CDs. Resulta de mucha utilidad para realizar esa imagen que necesitas para promover el libro gratuito que estás ofreciendo o el software que estás regalando.

Aunque a comparación de otros programas similares tiene pocas opciones, BoxMaker contiene lo suficiente como para hacer crear una imagen atractiva en pocos minutos. Veamos cuales son los pasos que debemos seguir.

Primero, tenemos que crear tres imágenes en el editor que uses habitualmente: la del lomo (side), la de la portada (front) y la de la parte superior (top). Aunque puedes crear tan sólo la portada, es recomendable que al menos crees también el lomo. Dependiendo de como colocarás el libro, tal vez sea necesario que hagas también la parte superior, aunque en este caso será suficiente con una imagen con líneas horizontales a manera del borde las páginas. Las imágenes deberán estar en formato JPG o en BMP.

Después. haremos clic en cada una de las partes correspondientes de la sección Cover image para cargar las imágenes.

Y eso es todo. Ya tenemos nuestra portada casi lista.

Si acercamos el puntero del ratón sobre la imagen y pulsamos el botón izquierdo, podremos rotar la imagen hasta que tome la posición que deseemos.

También tenemos la posibilidad de elegir algunas posiciones predefinidas y otras formas de la caja que contiene nuestras imágenes en la sección Form.

Para controlar más el resultado, tenemos también otras opciones como son Surrounding, que nos permite cambiar ligeramente la iluminación y el color de la misma; Box dimension, donde podemos ajustar las dimensiones de nuestra caja, y los cuadros que están debajo de la imagen, que nos permiten definir con parámetros más exactos la posición de nuestra imagen.

Para guardar el resultado como una imagen JPG o BMP, debes hacer clic en Writer, lo que hará que el resultado se exporte a cualquiera de esos dos formatos. Si le das a save, guardarás el archivo en el formato del BoxMaker, de manera que luego puedas recuperarlo para cambiar alguno de los aspectos que hemos visto (o para crear otros libros en la misma posición, por ejemplo).

El resultado final es atractivo, y aunque se pueden echar de menos algunos efectos, te puede servir de base para ahorrarte trabajo y añadirle cosas como sombras o reflejos por medio de un editor más avanzado.

Descarga del BoxMaker Classic

Imagen usada para portada de muestra: Mike Licht