Blog and Web

Piensa en otras formas de publicidad

La publicidad es la opción más elegida para tratar de monetarizar el blog de manera directa. Y casi siempre, por medio de Adsense. Como alternativa para empezar, no está mal, ya que ver como van cayendo lentamente algunos centavos en tu cuenta puede servir para levantar el ánimo y motivarte a publicar más y mejor. De nuevo, como todo, para que empieces a recibir una cierta cantidad de dinero (recuerda que en Adsense cobras a partir de $100), tienes que posicionarte muy bien, y eso implica no sólo generar buen contenido, aunque sea lo más importante, sino tocar temas como SEO (Search Engines Optimization) y similares, aparte del tema técnico y de diseño (que tu blog cargue rápido, que las cosas sean fáciles de encontrar, etc.).

Pero Adsense y similares no es todo lo que existe en este mundillo. Lo mejor de todo es la publicidad directa: que los anunciantes te paguen a ti sin pasar por un intermediario. Para lograr esto, además de tener un buen número de visitas que te sustenten a la hora de ofertar espacio para publicidad, debes darlo a conocer. Nada mejor que una página dedicada a las tarifas para publicitarse en tu blog, o al menos un texto que incentive a ello, que haga saber que estás abierto a ofertas para poner anuncios. No esperes que los potenciales anunciantes lo adivinen: házselo saber. Y si es posible, algo más allá de los simples recuadros que sólo dicen “Publicidad” o “Anunciese aquí”.

Los modelos de publicidad más populares ofertados en los blogs son los recuadros de 125×125 o similares que aparecen situados en la barra lateral. En WordPress hay muchos plugins para gestionarlos, pero uno de los que me parece más interesantes es WP125, que entre otras cosas permite fijar fecha de expiración a los anuncios y notificarte con antelación cuando va a suceder esto, aparte de permitirte la colocación de los mismos en donde desees (aquí sí hay que tocar código en el tema).

De la misma forma, también son habituales los anuncios al principio, en medio o al final de cada post (o en cada uno de estos lugares). O los posts patrocinados, en los que el bloguero habla de un determinado producto que, en la mejor de las ocasiones, puede ser que le den a probar. Poco a poco, también se ha extendido la publicidad en los feeds, pero lo cierto es que en este aspecto son pocos los que han dicho que les da un buen resultado.

Y aunque todo esto está bien, ¿por qué no ir más allá? Siempre, como no, poniendo como límite la usabilidad, la estética del sitio y la experiencia de usuario (olvídate de los pop ups). Veamos unas pocas ideas a manera de inspiración. Algunas de ellas las he visto en otros sitios pero he de admitir que desconozco que tal funcionan.

Estas son sólo algunas ideas, que, como he dicho, ni son originales ni son garantía de éxito. Todo es cuestión de ponerlas en práctica, especialmente ofreciéndolas. Si no les haces saber a tus potenciales anunciantes que es posible mostrar su marca o producto en tu blog de diferentes maneras, no será posible pasar más allá de Adsense y los anuncios de 125×125. Echa a volar tu imaginación. Propón cosas nuevas o por lo menos que se salgan de lo habitual, de lo que vemos en todos los blogs. No pierdes nada con intentarlo y puedes ganar mucho o por lo menos, para algo más que para pagar el host.

Recuerda: usa tu creatividad al proponer nuevas formulas pero no olvides respetar al usuario. Es bueno buscar nuevas maneras de obtener rendimientos económicos, pero no satures con publicidad tu sitio: puede resultar contraproducente.