English Português

La constancia es una de las mejores virtudes para escribir.Hay gente que se demora en escribir un post días, a veces incluso semanas. Hay gente que pule su estilo como quien abrillanta los adornos de metal que posan en los estantes de los armarios. Hay gente que añade adjetivos delante de cada sustantivo, que enreda una frase con frases dependientes de otras frases. Hay gente que escribe párrafos sin un condenado punto y seguido.

Esos posts son precisamente aquellos por los que, al menos yo, paso más rápido. Aquellos post que dicen en lo que serían páginas aquello que podrían decir en un sólo párrafo. Y es que a base de lecturas alambicadas nos han convencido que lo más largo es mejor, cuando cualquier escritor sabe que el que lo hace breve, golpea dos veces (era así, ¿no?).

Un blog no es un libro, aunque algunos podrían serlo sin ningún problema. En su mayoría, un blog no se lee en el reposo, sino en la vorágine de la información. Un blog no está sólo en nuestra lista de lecturas, está justo detrás del que leímos anteriormente y delante del que está pugnando por detrás para que lleguemos a su contenido.

¿Quiere decir esto que no debemos cuidar nuestra escritura? ¿Que no debemos esforzarnos en cada entrada porque, al fin y al cabo, los lectores van a pasar por encima de ella, escaneando para ver si hay algo que sea de su interés? Ni mucho menos. A lo que me refiero es que debemos dedicar a una entrada un tiempo prudencial, el necesario para dejar claro lo que queremos decir, sin exhibiciones gratuitas de lo bien que sabemos manejar el lenguaje escrito.

Si nos gusta escribir, la manera más adecuada de mejorar es haciéndolo. Cualquiera que lleve un tiempo en esto te podrá decir que los primeros posts que escribió fueron desastrosos, pero que a medida que pasó el tiempo fue mejorando. Se trata de alcanzar la calidad a través de la cantidad, de mejorar a través de la práctica, de emplear el tiempo que gastas en leer posts como este en escribir tu propio post.

Veamos algunas recomendaciones que te pueden ser útiles para mejorar la calidad de tu escritura por medio de la cantidad.

  • Fíjate una periodicidad mínima. Puede ser un post diario o alternando un día, pero que sea realmente mínima; es decir, que cumplirás con ella a como de lugar. Y que sea realista con el tiempo que tienes disponible. Tal vez te gustaría poder escribir 5 posts diarios, pero no dispones del tiempo para hacerlo. Si te fijas esos 5 posts como un mínimo a cumplir, terminarás frustrándote.
  • Cumple la periodicidad a como de lugar, salvo imprevistos catastróficos y calamidades domésticas. Afortunadamente, cosas como esas no ocurren todos los días. Lo que si ocurren constantemente son las pequeñas excusas que nos llevan a procrastinar.
  • Ponte un mínimo de palabras por post: así, evitarás lo que se podrían considerar como twitteos. No hay nada malo en escribir posts cortos, salvo que la práctica que adquieres es menor. Un mínimo situado entre 200 y 300 palabras se sitúa en un rango adecuado que te permite decir algo interesante y que, además, te hará sentir que “has escrito”, en lugar de sólo poner unas letras tras otras.
  • Lleva contigo siempre algo con que anotar ideas para posts: una libreta, un celular, un cuaderno… Lo que te sea más cómodo.
  • Convierte en un hábito el anotar las ideas. Hay una regla que no sé si será de Murphy, pero encaja muy bien en su tipo: si no anotas una idea, se te olvidará. De hecho, creo haber leído que esto tiene hasta una explicación científica relacionada con el cerebro. Pero lo siento, no tengo la referencia: no la anoté ;-).
  • Cuando no sepas de qué escribir, echa mano de tus notas. Elije una idea y desarróllala.

La única manera de mejorar nuestra escritura es escribiendo. Todo consejo que leas al respecto puede resultar útil, pero si pasas más tiempo leyendo esos consejos que escribiendo, algo va mal, te lo aseguro. Así que, ya que has llegado hasta aquí, cierra el navegador y abre tu procesador y empieza a escribir inmediatamente.

Imagen obra de Gunnar Wrobel

Escrito por Ivan

Profesor de informática y guionista de comics metido a dibujante vectorial. Los blogs ha redefinido los medios de comunicación, permitiendo que cualquiera pueda darse a conocer, compartir información, etc.

Blog / Twitter

Artículos relacionados

Sigue leyendo consejos, tips y tutoriales para tu blog.

    Comentarios

    1. Sabo / Hace 8 años /

      Pues la mayoria de tus posts están bien pinches largos man, lo bueno es que escribes muy bien y yo me chuto todo el post, sin embargo esta regla podrias aplicartela tu mismo algunas veces para predicar con el ejemplo.

      En general tus recomendaciones son muy buenas y espero que los nuevos bloggers aprendan a leerlas, entenderlas y ponerlas en práctica.

      Por favor no copien y peguen el contenido de este blog, léanlo, aprendan y hagan sus propias conclusiones en sus blogs, y si te sirve de algo algún párrafo ponlo como cita y agrega un link al post donde viste el contenido y no a la página principal del sitio.

      ¡Saludos Ivan!

      Responder a Sabo →
    2. ElSigno / Hace 8 años /

      Muy buen artículo (aunque extenso). Respecto al dicho es “lo bueno y breve, dos veces bueno”.

      Responder a ElSigno →
    3. ChavirA / Hace 8 años /

      Muy buenos puntos, no me importo lo extenso, lo leí sin problemas y eso que primero le di una hojeada para ver el tamaño.

      Responder a ChavirA →
    4. Yuri / Hace 8 años /

      Me han parecido interesantes los consejos – o ¿normas?- a seguir a la hora de Postear.

      Si se tratase de un blog creado con el ánimo de difundir ideas estoy casi de acuerdo en todo, excepto lo de tamaño. Conozco blogs, donde cada post son citas recogidas (una especie de Twitteos), con fotos, imágenes y videos. De la calidad indiscutible y me encanta… eso sí… no cumple lo que tu recomiendas (mínimo de 200-300 palabras).

      Si se trata de un blog muy personal, donde se ha creado con un enfoque de “diario” visible a todos, pero que no tiene propósito de ser leído por mucha gente. Parece mentira… pero también los hay blogs de este tipo.
      En cuyo caso, no existe la norma a aplicar de tamaño ni periodicidad.

      En definitiva, creo que Blogger es el dueño de Blog. La norma dictamina el propio blogger. Eso sí, no niego que según lo que este blogger interese, merece la pena hacer caso de las recomendaciones.

      Un saludo

      Responder a Yuri →
    5. Dianita / Hace 6 años /

      ahi que bonito post yo estoy totalmente deacuerdo con eso y también con el primero que comento la gracia no es copiar y ya, es hacer las cosas uno mismo aunque.. la información sea la misma pero uno le debe poner amor a eso no copiar pegar y listo es tan feo >w<
      y no esta largo el post :]

      Responder a Dianita →

    Responder

    ¡Gracias por dejar tu opinión! Por favor procura que tus comentarios estén dentro tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, serán borrados. Todos los enlaces serán moderados y la URL indicada NO será enlazada.

    Blog and Web es un blog de Blógstica. Hospedado desde 2008 en Liquid Web.

    Términos de uso - Política de privacidad