Blog and Web

Blogs, guía para principiantes (V): Escribir un post en Blogger (I)

Una vez ya tenemos nuestro blog creado en Blogger, podemos empezar a escribir nuestro primer post o entrada, como es denominada este servicio. Por ahora, dejaremos al margen el asunto de contenidos y nos centraremos en el aspecto técnico.

Cuando hemos ingresado con nuestra cuenta, todo lo que tenemos que hacer para escribir una entrada es hacer clic en el botón “Nueva entrada“.

Este botón nos lleva a un pequeño procesador de textos. En la casilla superior llamada “Título” escribiremos lo que su propio nombre indica, el título del post. Un post siempre debe tener un título.

A continuación, tenemos el procesador propiamente dicho. Consta de dos pestañas. Normalmente, siempre se iniciará en la pestaña “Redactar“, donde puedes escribir el contenido del post, darle formato, incluir imágenes, etc. La pestaña “Edición de HTML” nos muestra el contenido del post con las etiquetas del código HTML. Si escribimos desde esta pestaña, será necesario que introduzcamos el código a mano.

HTML significa Hypertext Markup Language (lenguaje de marcas de hipertexto) y es el lenguaje de programación en el que se realizan las páginas web. Toda página está escrita en HTML o en combinación de este lenguaje con otros como PHP. Sin embargo, para escribir en tu blog no es necesario que aprendas HTML: Blogger lo introduce por ti cuando escribes en la pestaña “Redactar“, como veremos un poco más adelante.

Bueno, pues en este punto es cuando tenemos que escribir el contenido de la entrada. Cuando hayas terminado de hacerlo, llega el momento de dar formato e incluir imágenes. Es recomendable hacerlo de esta manera: ir dando formato al tiempo que escribes sólo interrumpirá el hilo de tu escritura y corres el riesgo de terminar perdiéndolo. Concéntrate en escribir y, después, pasa al formato.

Para dar formato, se emplea la barra de iconos que hay en la pestaña. Su funcionamiento es como en cualquier procesador de textos: seleccionas el texto al que quieres aplicar formato y le das a uno de los iconos. Repasemos cada uno de ellos.

Fuente: esto no es un icono, sino una lista desplegable. Te ofrece la posibilidad de elegir entre unas pocos tipos de letra para aplicarlos a tu texto. La razón de que sean tan pocos es porque los tipos ofrecidos son aquellos que podrán verse en cualquier navegador y computadora desde donde se acceda al blog. Mi consejo es que no utilices ninguno. Las plantillas ya vienen con un tipo de letra definido con el que se va a mostrar el texto de los posts y cambiar desde aquí la fuente puede hacer que cambie demasiado la estética del blog. Cambia la fuente solamente cuando lo consideres estrictamente necesario para el mensaje que quieras transmitir.

Tamaño de fuente: como indica su nombre, permite cambiar el tamaño de letra empleado. Utilízalo solamente cuando quieras realizar, por ejemplo, subtítulos dentro de un post.

Negrita: es una b por bold, negrita en inglés. Se suele utilizar en los post para resaltar palabras o frases.

Cursiva: es una i por italic, cursiva en inglés. La cursiva sirve también para resaltar texto, pero en los blogs se acostumbra más a utilizar la negrita.

Color del texto: te permite cambiar el color del texto seleccionado. Un consejo: salvo excepciones, no lo utilices. Los textos que varían de color suelen ser muy molestos y más difíciles de leer.

Enlace: sirve para convertir el texto seleccionado en un enlace o vínculo, de manera que al hacer clic sobre él se abra la página que le indiquemos. Al pinchar en este icono, se abrirá una pequeña caja de texto donde deberemos escribir la dirección a la que queremos que dirija.

Alineación a la izquierda, centro, derecha o justificación a ambos lados: te permite poner a un lado u otro el texto. La justificación extenderá la separación de las palabras hasta que cada línea cubra de un extremo a otro del post. Como sugerencia, decir que es mejor que no justifiques el texto: los espacios que quedan entre las palabras suelen ser desiguales y le dan peor apariencia que si están con alineación a la izquierda.

Lista numerada: numera cada párrafo seleccionado. Suele aparecer con sangría a la izquierda, aunque esto dependerá de la plantilla utilizada.

Lista con viñetas: coloca una pequeña imagen delante de cada párrafo. Dependiendo de la plantilla utilizada, esta imagen puede ser un círculo negro o cualquier otra imagen más completa.

Bloque entrecomillado: le da un formato especial que varía según la plantilla, pero que se diferencia del resto del texto. Sirve para colocar una cita, indicando que el contenido que está formateado así no lo hemos escrito nosotros, sino que lo sacamos de otro lugar.

Comprobar ortografía: nos revisa la ortografía de nuestra entrada. Al hacer clic en este icono, se resaltarán las palabras que se consideren erróneas. Ojo, utiliza tu sentido común y tus conocimientos a la hora de corregir.

Añadir imagen: nos abrirá una ventana desde la cual podremos incluir una o varias imágenes en nuestra entrada. Hablaremos de esto con más extensión en otro post de esta serie.

Añadir vídeo: nos permite subir un vídeo a nuestro blog desde nuestra computadora. Si lo que queremos es empotrarlo (embed) desde otro servicio como YouTube y similares, el método a seguir es diferente. Hablaremos de ello también en otro post.

Eliminar formato de la selección: hace lo que dice su nombre. Esto es muy útil para cuando copiamos texto que hemos escrito en un procesador como Word o que hemos extraído de otra web. Al eliminar el formato del texto, nos aseguramos que se vea correctamente en nuestro blog, sin que conserve el que tenía anteriormente.

Vista previa: al hacer clic en este enlace, la caja de texto del contenido del post se contraerá y nos mostrará debajo como se ve con el formato que hemos aplicado. Esta vista previa es en realidad una vista aproximada, pues no utiliza muchos de los elementos de formato que termina dando nuestra plantilla. Sirve para hacerse una idea respecto a cosas como la alineación y si las imágenes y vídeos se ven correctamente, pero es muy posible que tu post no se vea exactamente tal y como se verá al final.

Por último, tenemos unas pocas opciones más que tienen bastante importancia. Sin embargo, como este post ya se ha hecho demasiado largo, dejaremos la explicación a profundidad para la próxima entrada de esta serie.

Imagen de la guía: montaje utilizando la imagen “Buried Magazine” de CarbonNYC

Entradas anteriores de esta guía: