Blog and Web

Blogs, guía para principiantes (IV): Partes de un blog en Blogger

Nota: si bien en el capítulo anterior de esta guía dije que a continuación hablaríamos de la creación de un blog en WordPress.com, he pensado que sería mejor continuar con Blogger por el momento. De esta forma, la serie de posts será menos dispersa. Por ello, cuando terminemos con el servicio de de blogs de Google, abordaremos el de Automattic.

Ya tenemos nuestro blog creado en Blogger. Tal vez es buen momento para detenernos a examinar las partes comunes que tienen todos los blogs creados en este servicio, tanto de cara al público como “de puertas para dentro”.

Aspecto externo del blog

Nuestro blog tiene dos páginas principales:

La portada: es la página que se ve cuando se accede a él. Muestra en orden cronológico inverso los últimos posts publicados; es decir, que el último que has publicado aparece el primero, a continuación le sigue el que publicaste antes de éste, y así hasta el primero. Podemos indicar en la configuración del blog cuantas entradas se van a ver en la portada.

El post o entrada individual: cada entrada que publicas tiene su propia página individual. En ella se muestra únicamente su contenido acompañado de los comentarios que hayan dejado los lectores.

Hay una tercera página que sería el formulario de comentarios. Se trata de una página que muestra una casilla para que nuestros lectores digan lo que quieran acerca de cada entrada en particular. Junto a la casilla, se muestran los comentarios que dejaron anteriormente otros lectores (si los hubiera). Esta página puede mostrarse al hacer clic para dejar un comentario o en una nueva ventana de pequeño tamaño, depende de como la configuremos. En algunas plantillas, es posible obviar esta página aparte e incluir el formulario de comentarios justo debajo del contenido del post. Sin embargo, esto no funciona en todas las plantillas.

Salvo plantillas excepcionales, tanto la portada como la página de cualquier entrada tienen el mismo aspecto y las mismas partes:

Cabecera: el lugar donde aparece el nombre de nuestro blog. Bajo el nombre, aparecerá una pequeña descripción de nuestro blog (si la hemos añadido en la configuración).

Barra de gadgets: se trata de una zona donde podemos añadir diversos complementos a nuestro blog por medio de los gadgets (llamados widgets en otros sistemas). Dependiendo de la plantilla, podemos contar con más de una barra lateral o incluso otras zonas donde colocarlos.

Contenido: si es la portada, en esta zona aparecerán las entradas, una tras otra; si es la página de un post, éste aparecerá ahí.

Pie de página: dependiendo de la plantilla, en esta zona podrás colocar también gadgets. En plantillas ajenas a Blogger, esta zona suele ser ocupada por los créditos de los creadores o adaptadores de la plantilla.

En algunas plantillas como las que se pueden encontrar en BTemplates, es posible que haya una pequeña barra de navegación. En realidad, esa barra no es más que una serie de enlaces a entradas del blog que debes personalizar una vez que coloques la plantilla. A diferencia de sistemas como WordPress, Blogger no permite la creación de páginas fuera del flujo de entradas, por así decirlo. Por ejemplo, si quieres tener una página que contenga información sobre ti, deberás publicarla como un post y luego enlazarla desde esa barra (o desde cualquier otro sitio).

Aspecto interno

El blog lo administramos desde el escritorio de Blogger. Cuando hemos accedido con nuestra cuenta, veremos algo como esto:

Cualquiera de las opciones nos permitirá acceder a la administración del blog, sólo que entrando por secciones diferentes. Hay cuatro grandes secciones:

Creación de entradas: desde aquí puedes manejar todo lo relacionado con las entradas. Puedes escribir nuevos post, editar los existentes y moderar los comentarios.

Configuración: aquí defines parámetros básicos y avanzados de tu blog. Entraremos a fondo en esta sección en entradas posteriores. Sin embargo, explorarla te puede resultar muy útil para descubrir como sacarle el mayor partido al sistema.

Diseño: es todo lo que se refiere a la apariencia de tu blog. Desde aquí puedes añadir gadgets en la barra lateral y configurar algunos de los elementos fijos de la plantilla, como la cabecera.

Monetizar: integra anuncios de AdSense en tu blog. A pesar de lo sencillo que parece en principio, poder extraerle el jugo a un sistema como AdSense reviste una cierta dificultad en la que aquí no profundizaremos. Si deseas activarlo, ten claro que no va ser sentarse y esperar el dinero.

Y hasta aquí por esta ocasión. Recuerda que el mejor sistema de aprendizaje es la práctica y la exploración. En el próximo post, hablaremos en detalle acerca de la publicación de entradas.

Imagen de la guía: montaje utilizando la imagen “Buried Magazine” de CarbonNYC